Inicio / Enfermedades digestivas / Prueba de endoscopia digestiva

Prueba de endoscopia digestiva

La endoscopia digestiva es un procedimiento para el estudio del tubo digestivo mediante un tubo flexible que lleva una cámara en la punta. Cuando estudiamos la parte alta (esófago, estómago, duodeno) se denomina gastroscopia o endoscopia digestiva alta y cuando se trata de la parte baja se denomina colonoscopia (colon y parte distal del íleon).

Para qué es útil una gastroscopia?

Esta prueba, también llamada gastroscopia es altamente efectiva para el diagnóstico y prevención del cáncer de esófago y de estómago. Para el estudio de: ardores y molestias gástricas, reflujo gastroesofágico, anemia, diarrea crónica, etc. Así como para el tratamiento de: pólipos, úlceras y lesiones vasculares.

Para qué es útil una colonoscopia?

Se realiza la prueba de la colonoscopia para el diagnóstico y prevención del cáncer de colon. También para el estudio de la anemia, diarrea, sangrado intestinal, cambio en la forma de evacuar, etc. De la misma manera, también es una prueba muy útil para establecer el tratamiento de pólipos, lesiones vasculares y de la dilatación de colon.

La Dra Nadia Chahri es especialista en endoscopia digestiva tanto diagnóstica como terapéutica, y actualmente realiza ambas exploraciones en la Clínica Planas de Barcelona.

¿Quieres coger cita?
Realizaremos una primera cita online para conocer tu caso